Icono del sitio Reflexiones para ayudarte…

¿Eres feliz?

¿Realmente eres feliz? ¿Ó siempre anhelas lo de otros y vas buscando conseguir algo para sentirte feliz? Y ¿no te has dado aún cuenta que llevas toda una vida comprando cosas materiales, para así sentir esa sensación interior de felicidad? Bueno si a eso se le puede llamar felicidad claro… Y lo peor que cuando pasa un tiempo de haber conseguido eso que te iba hacer feliz, te das cuenta que sientes un vacío dentro tuyo que vuelve a provocar tu infelicidad, haciéndote tu mente buscar algo más para entrar en su juego de en busca de la felicidad…Y así una vez y otra vez… Amig@ El día que cambies el chip y dejes de buscar en el exterior ó en otr@ tu felicidad, ese día realmente vas a encontrarte con tu verdadera felicidad… El día que dejes que tu vida fluya, el día que entregues tu vida a la Divinidad ó a tu Dios ó a esa parte desconocida y permitas que las cosas transcurran como deben transcurrir, sólo entonces te darás cuenta que te hace falta bien poco para ser feliz… Vive tu día a dia sin pensar ni planificar… Cuando aparezca un tropiezo suelta y entregalo, repitete a tí mismo en tu interior «Suelto y Confío» ó «yo no me voy a preocupar a ti te lo entrego» ó «Gracias..Gracias..Gracias » sin parar y verás como la ayuda y solución llegan de la manera más extraña pero llegar llega… Prioridad principal hacer callar a tu mente ego, esa que te repite una y mil veces que esto es una tontería, que no lo vas a conseguir, que tú no eres capaz de hacerlo ni de conseguirlo, etc.. Esa que te dice de todo menos bonit@… Despierta!!! A que esperas??? Quieres vivir en paz y feliz hagas lo que hagas?? Pues practica el ho’oponopono (técnica ancestral Hawaiana de resolución de problemas ) Esto es una filosofía de vida, que de malo no tiene nada y de bueno lo tiene todo… Sin pretensiones ni expectativas y repitiendo sin parar,tú podrás conseguir todo aquello que sea lo correcto y perfecto para ti… ¿No lo vas a intentar? Yo ya llevo 8 años y te aseguro que mi vida dió un cambio radical y he conseguido tener siempre paz, después de llevar tantos años repitiendo sin parar y en cuanto he entregado cualquier mal momento de mi vida, la solución ha llegado rápido… Pero eso sí no debes hacer esto sin ninguna pretensión, sólo debes entregarte y dejar que esa parte desconocida y que todos sabemos que está ahí, sepa que te entregas para que lo correcto y perfecto venga a tu vida… De verdad si esta técnica no fuera milagrosa yo no os la recomendaría.. Bendito el día que se cruzó en mi camino y empecé a practicarla… Suerte amig@s…

Salir de la versión móvil